Un lunes importante en mi vida

Soy Ricardo Nieto, y os voy a contar lo que ha dado de sí mi día.

Hoy no ha sido un lunes cualquiera. Hoy ha sido un lunes importante en mi vida, un lunes en el que han sucedido muchas cosas.

Hoy cumplo 30 años.

(Gota de sudor. Qué digo gota, ¡tsunami de sudor!) Sí, son 30 años, t-r-e-i-n-t-a. TREINTA. Una nueva etapa de madurez, o eso dicen… La etapa del éxito profesional, de la estabilización sentimental, del fin de las fiestas, de sentar la cabeza y echar raíces, de beber vino en vez de cerveza. ¡YA! Hay que ver cómo nos han engañado.

Pero sin crisis. La palabra crisis es demasiado negativa. En realidad, para mí, la madurez son el conjunto de aquellos detalles que durante el último año han hecho que te des cuenta que ya no eres tan joven como lo fuiste. El día de mi 29 cumpleaños fue ese impasse en mi vida; comenzaba la cuenta atrás hacia los 30 años.

Ha sido un año en el que viendo El Rey León con mi sobrina me dí cuenta que yo fuí uno de esos pegotes que fue al cine a ver su estreno en 1994… ¡hace 22 años! Que se dice pronto. 😀

Aunque si hay algo que me ha impactado de verdad, es descubrir cómo mi primo de 20 años… ¡se extraña al oír hablar de las llamadas perdidas! Pero si eran geniales. Podían significar cualquier cosa. Una llamada perdida de tu rollete a las tres de la tarde significaba “te quiero”; pero cuando escuchas esa misma llamada perdida a las siete y cuarto de la tarde mientras corres ahogado por medio del Paseo Independencia sabes que significaba “te odio”, sí, porque llegaba tarde a la cita. Así eran las llamadas perdidas, tan eclécticas…

Aunque la vida evoluciona muy rápido y puedes pensar que son detalles que entran dentro de lo normal. Mentira. Ver como tus amigos empiezan a casarse y a tener hijos con la misma facilidad con la que tú te cambias de calzoncillos… ESO ES HACERTE MAYOR. No hay duda.

Pero si hay un detalle que todo lo cambia… es cuando te das de alta en una página web y al poner tu año de nacimiento tardas media hora en encontrarlo 😓

30-birthday-new-girl

De experiencias se forja el hombre.

Pero como decía, este año lo voy a comenzar con buen pié. 0 crisis. Y si de experiencias se forja el hombre, me he lanzado a vivir uno de los mejores viajes de mi vida. Esta tarde he comprado un billete de avión para mi próximo viaje a Japón. En marzo partiré 13 días hacia Tokio, el monte Fuji, Kioto, Osaka, Nara…

Todavía no sé cómo pagaré todo, pero hay que fijarse metas para lograr objetivos. ¿El primer paso? comprar el billete de avión.

🇯🇵 さあ!

tokyo-new-girl

Y con todo esto comienzo la primera “hoja” de mi diario.

Hasta ahora todo lo que había escrito en este blog trataba más sobre ideas generales que pasaban sobre mi mente. Ideas quizá alejadas de mi día a día. Escribiendo sobre ideas y hobbies de las que habitualmente no tengo la oportunidad de hablar y comentar con otras personas, como por ejemplo sobre la espectaular obra de Hempel, o de la normalización del sexo gay en televisión. ¿Con quién hablo de todo ello? Una buena forma fue empezar este blog.

Pero tras cumplir treinta años mi necesidad va un poco más allá y necesito comenzar a escribir este diario en el blog. ¿Por qué debería escribir un diario, desnudar mis intimidades en unas páginas en blanco con la amenaza de que alguien conocido lo abra y lo lea? Necesito indagar en mi mundo emocional, plasmar mis vivencias en un diario. Considero este blog como en instrumento más de mi proceso anímico; un proceso que me ayuda a reordenar la psique.

Será un diario donde iré contando aquellos detalles que necesito compartir, detalles propios y ajenos, de amigos y allegados. Reflexiones, fantasías y experiencias… Iré forjando el otro yo, el personaje que a veces pasa por mi mente o en la de los demás.

writer-new-girl

En definitiva, hoy he cumplido 30 años. Pero con la tranquilidad de saber que los treinta son los nuevos veinte, o incluso mejores, vienen con la mochila de la experiencia.

He reído, he llorado, he saltado, he bailado, me he equivocado, he acertado, me he reivindicado, lo he mandado todo a la mierda y lo he vuelto a retomar, he probado todos los postres de chocolate posibles, he olvidado, perdonado y pedido disculpas, he dejado ir (a veces hay que hacerlo…), he aprendido (y cada vez te das cuenta que sabes menos de la vida de lo que pensabas), me han roto el corazón y los he roto, he viajado (y lo seguiré haciendo hasta mi última gota de aliento)…

¡HE VIVIDO! Y ahora voy a dejar constancia de ello.

Gracias por haber leído hasta aquí. ¡Hasta la próxima!

Un pensamiento en “Un lunes importante en mi vida”

  1. Te deseo lo mejor que disfrutes escribiendo .Lo de escribir admereir lo hice a posta pero gracias por llamarme ciudadano me podias llamarme de alguna otra forma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *