Freier Fall: Amor en caída libre

Caída libre es una película alemana que relata el despertar de un heterosexual a otra realidad que asusta: enamorarse de alguien del mismo sexo.

Marc (Hanno Koffler) es un agente de policía. Se acaba de mudar a un piso cerca de sus padres y está a punto de tener un hijo con su novia Bettina (Katharina Schüttler). Mantienen una perfecta relación de amor y comprensión, es una pareja feliz. Pero las dudas llaman a la puerta de Marc cuando, en un curso de formación entrenándose para formar parte del cuerpo de antidisturbios, conoce a Kay (Max Riemelt).

La lucha interior de Marc deja entrever desconcertantes sentimientos que chocan contra una educación preestablecida que no deja margen a otra realidad que no sea “chico conoce a chica”, o viceversa. Los protagonistas conocerán el dolor que a veces supone amar.

Durante los 100 minutos de duración, Stephan Lacant – el director del film – muestra dos personajes alejados de los arquetipos en una película sincera desde el principio: una relación fría y distante en sus inicios dejando atrás cualquier sensiblería barata atacando a sus personajes donde más duele.

Pero Lacant también les ofrece grandes momentos de placer y de testosterona desatada donde Riemelt y Koffler demuestran tener buena química en pantalla. Los juegos de miradas de los protagonistas dicen más que muchos diálogos estériles. No sólo son sus besos y sus escenas más tórridas las que nos hacen ver el amor que se profesan, sino también sus gestos, sus miradas, sus rostros cuando no están el uno al lado del otro.

Un toque fresco dentro del llamado “cinema queer” que va más allá de la típica historia de un amor entre dos hombres. Si te gustó Brokeback Mountain, esta película es incluso mejor.

Recomendada para aquellos que todavía se emocionan con el amor y, quizá, hayan sufrido por él.

La banda sonora juega un papel muy importante en cada escena. Crea un ambiente donde las emociones y la tensión que existe entre los protagonistas se acrecenta permitiendo experimentar en nuestra piel cada suceso de esta historia. Seguro que la recurrente melodía de esta película resonará en tu mente reviviendo algunas de las escenas más intensas.

Abre el apetito y déjate convencer con algunas de las mejores imágenes y escenas de esta cinta bajo la armonía de una de las canciones de su banda sonora: “Wrong turn”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *