Brokeback Mountain

Hoy precisamente, hace 10 años que vió la luz Brokeback Mountain. Por ello, hago hoy una revisión sobre aquella película que nos dejó momentos de amor puro e intenso, aunque también de momentos tristes que no ensombrecen la historia sino que la hacen más grande.

Una película que recibió premios y buenas críticas por todos lados. El director Ang Lee fue ganador de uno de los tres Óscar recibidos, el actor Jake Gyllenhaal ganó uno de los cuatro BAFTA obtenidos, y Heath Ledger fue reconocido como mejor actor con varios premios de la crítica estadounidense.

Brokeback Mountain, un paisaje idílico

Brokeback Mountain fue el título de un relato breve de Annie Proulx publicado en el periódico The New Yorker allá por 1997. La historia traslada a la costumbrista sociedad norteamericana de los años sesenta.

Jack Twist y Ennis del Mar se encargan, durante un verano, del pastoreo de las ovejas en una zona de montañas en Wyoming.

Jack, encarnado por Jake Gyllenhaal, es alegre, alocado, valiente, optimista. Todo lo contrario que Ennis, interpretado por Heath Ledger, que es es reservado, callado y pesimista.

Cada día de trabajo, con el inabordable paisaje como refugio, se fragua una amistad especial. Con unos whiskys de más en el cuerpo la tensión sexual existente acaba en un acto pasional e intenso que deben mantener en secreto; no solo por la sociedad en la que se encuentran – prohibido en tiempos y lugares marcados por el implacable “qué dirán” – sino porque pretenden negarse a sí mismos.

Poco a poco, lo que empieza como amistad se convierte en algo más profundo: el instinto es más fuerte y el idilio se preserva, amándose casi sin saberlo.

Brokeback Mountain, beso entre Gyllenhaal y Ledger

“No fueron contratados para dejar a los perros mirando a las ovejas y luego ponerse a cuidar las rosas.” — exclama Aguirre, dueño del rebaño.

Ennis y Jack son despedidos por descuidar su trabajo. Sus vidas se separan y a partir de aquí comienza una nueva parte de la trama, la del miedo, la del recuerdo y la angustia.

Sin duda era caldo de un buen guiso para cocinar una película como ésta. Sin embargo, Hollywood no estaba preparado, y hubo que esperar 8 años hasta que viese la luz en diciembre de 2005 de la mano de Ang Lee, quien consigue realizar una adaptación narrada con una contención y un extraordinario dominio de las claves de la puesta en escena clásica alejándose del estereotipo poco varonil del amor homosexual.

La principal diferencia entre las comedias románticas y los dramas románticos no es una cuestión de más o menos humor, sino que, en las comedias, los impedimentos para lograr un romance feliz aparecen como nimios y salvables, mientras que en los dramas románticos sufren barreras que corresponden a problemas auténticos, complejos y más reales.

De hecho, las relaciones amorosas y el sufrimiento ocupan el mismo lugar de jerarquía, sobre todo en el cine. Brokeback Mountain obedece a un ejemplo de amor imposible, por ello, calificarla como un western gay significa una trivialización facilista del contenido de la historia. La película no centra su energía en la homosexualidad del amor entre Jack y Ennis; más bien lo hace en la angustia de no poder estar juntos, en una relación que evita deliberadamente la predisposición ante hombres que se aman entre sí.

10 años después, el mensaje de ‘Brokeback Mountain’ sigue siendo muy potente. Quizá sea porque romper las normas siempre genera reacciones, para bien o para mal. A pesar de los años sigue siendo referencia en un género que hasta ahora no ha contado con nuevas adhesiones en el cine mainstream: no es fácil contar una historia de amor gay que convezca sin parecer un guión forzado dedicado a la cultura LGTB. Y esto hay que agradecerselo a Ang Lee, que supo hacerlo con una sensibilidad infinita conquistando a crítica y público de forma contundente.

A pesar del tiempo sigue teniendo la misma fuerza e intensidad que cuando se estrenó. Sin duda Brokeback Mountain ha demostrado en estos 10 años que se merece un hueco en la Historia del cine.

2 pensamientos en “Brokeback Mountain”

  1. una película extraordinaria. Por el guion , y sobre todo por las excelentes actuaciones de ellos y elllas . En mi opinion el mejor trabajo de Heath Ledger

    1. Totalmente de acuerdo. Heath Ledger hizo una grandísima actuación. La verdad que, no solo en Brokeback Mountain, sino en todas sus últimas películas, fueron papeles sublímes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *