Tirar la toalla

Probablemente conozcas la expresión «Tirar la toalla»; aunque hoy en día todos la asociamos a rendirse… su origen es más erótico y menos agresivo, relacionado con la Antigua Roma y sus termas.

Tirar la toalla

«Tirar la toalla» o «Acepto romano como efebo de compañía»

Las termas no sólo eran zona de baño, también eran un lugar de encuentro y reunión. O incluso, el paraíso donde encontrar el amor de los efebos más bellos, donde los hombres de media edad pretendían a los más jovenes en busca de favores, y éstos, en busca de recompensa y de una mejor posición, solían acatar.

Cuando un joven recibía una proposición, se situaba frente a su pretendiente y realizaba una de estas dos acciones: o declinaba haciéndose un segundo nudo en la toalla o aceptaba dejándola caer al suelo ante el aplauso general de los presentes «linteum iactare».

Poco a poco, este acto comenzó a verse como un gesto de sumisión al “conquistador”, por lo que terminó adaptándose también a las contiendas; llegando así hasta nuestros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *